11 de febrero de 2008

Britpop, la corriente musical que movilizó un país

El britpop fue un subgénero del rock alternativo británico y un movimiento cultural que adquirió una enorme popularidad a mediados de los 90. Emergió de la escena indie a principios de la pasada década y estaba representado por bandas inspiradas en la música pop británica de guitarras de los 60 y 70. El movimiento se desarrolló como una reacción contra las tendencias culturales y musicales vigentes en su momento, particularmente el fenómeno grunge procedente de los Estados Unidos. Ante esa “invasión” musical del Reino Unido por conocidos grupos americanos tales como Nirvana, muchas bandas se posicionaron como una alternativa, basándose en el legado musical nacional del pasado y componiendo sobre temas y preocupaciones fundamentalmente británicas.

Aunque los representantes del britpop no se caracterizaban por tener un sonido único común, los medios los agruparon y calificaron primero como una escena y después como un movimiento cultural. Oasis, Blur y Pulp son considerados los grupos más destacados de la escena, pero otras bandas importantes asociadas con el britpop en algún momento incluyen nombres como Suede, Elastica, The Boo Radleys, Kula Shaker, The Charlatans, Supergrass o The Verve. Todos ellos llevaron el rock alternativo británico a oídos del público mayoritario, y formaron la columna vertebral de lo que más tarde sería un fenómeno cultural más amplio, Cool Britannia. Si bien las bandas más populares lograron extender su éxito comercial al extranjero, especialmente en América, el movimiento se vino abajo en gran parte con el fin de la década.

ESTILO, RAÍCES E INFLUENCIAS

Los grupos de britpop estaban fuertemente influidos por la música británica de guitarras de los 60 y 70, particularmente por bandas de la British Invasion, The Beatles, The Rolling Stones, The Kinks, The Who y The Small Faces; artistas de glam rock como David Bowie o T.Rex; y grupos punk rock como The Jam, los Buzzcocks, The Fall y Wire. Las influencias específicas varían, Blur y Oasis se inspiraron en The Kinks y The Beatles respectivamente, mientras que Elastica sintieron debilidad por el arty punk rock; pero en general todos ellos se mostraron adeptos de las tendencias del pasado.

La escena indie de los 80 y principios de los 90 fue el precedente directo del movimiento britpop, siendo común la influencia de The Smiths en la mayoría de los artistas que surgieron desde entonces. La escena madchester, liderada por The Stone Roses, Happy Mondays e Inspiral Carpets (para quienes Noel Gallagher de Oasis había trabajado como técnico de guitarra), fue la raíz inmediata del britpop. Su énfasis en los buenos momentos y las canciones pegadizas supusieron una alternativa al shoegazing.

Estilísticamente, las bandas de britpop empleaban pasajes musicales pegadizos y escribían letras que pretendían ser interesantes para la juventud británica de su generación, al contrario que el shoegazing, el grunge o la creciente escena electronica underground, que para ellos eran todos irrelevantes y no tenían nada que decir sobre sus vidas. Damon Albarn de Blur resumió esa actitud en 1993 cuando tras ser preguntado si formaba parte de una “banda anti grunge” dijo, “Well, that's good. If punk was about getting rid of hippies, then I'm getting rid of grunge”. A pesar del declarado desdén por esos géneros, algunos de sus elementos se incorporarían dentro de las facetas más duraderas del britpop. Noel Gallagher siempre ha apoyado a Ride (hasta el punto de incluir Andy Bell en Oasis), y Martin Carr de The Boo Radleys ha señalado Dinosaur Jr’s como una influencia de su trabajo.

Las imágenes asociadas con el britpop son tanto británicas como de la clase obrera. Los vídeos y letras de Suede trataban Blur en el trancurso de la promoción de su segundo álbumla vertiente más sordida de las urbanizaciones deprimidas de la periferia. En los inicios de su carrera, Blur introdujo otro elemento crítico del britpop, una manera de ver la vida inglesa influida por el movimiento mod de los 60, reflejada a través de su clara narrativa lírica, en fuerte contraste con las anteriores escenas shoegazing y madchester. La promoción que Blur hizo de “Modern Life Is Rubbish” también dio forma al ascenso de los valores masculinos de la clase obrera en los medios de comunicación, con fotos de prensa en las que la banda aparecía junto a un pitbull terrier, y las palabras “British Image 1” en una pared detrás de ellos.
Noel Gallagher con la guitarra de la Unión
El ascenso de una desvergonzada masculinidad, ejemplificada por la revista Loaded y la cultura lad en general, tuvo también un papel destacado en la era britpop. La bandera del Reino Unido (Union Flag) también se convirtió en un símbolo destacado del movimiento, y su uso como símbolo de orgullo y nacionalismo contrastaba radicalmente con la controversia generada justo unos años antes cuando el excantante de The Smiths, Morrisey, se cubrió con ella.

HISTORIA

Origen

Aunque el britpop se dio a conocer en 1993-1994, es difícil determinar exactamente cuando y donde comenzó realSuede, pioneros del movimientomente. Debido a su influencia en bandas posteriores, “The Stone Roses”, lanzado en 1989, es a veces visto como el primer álbum britpop. Noel Gallagher ha expuesto su creencia de que fue el álbum homónimo de The La’s, aparecido en 1990. El periodista John Harris ha sugerido que el britpop empezó con el lanzamiento casi simultáneo del sencillo de Blur “Popscene” y el de Suede “The Drowners”, en la primavera de 1992, cuando la fuerza musical dominante del período era la invasión grunge procedente de Estados Unidos, que había llenado el vacío dejado en la escena indie por la inactividad de The Stone Roses. En declaraciones suyas “if Britpop started anywhere, it was the deluge of acclaim that greeted Suede's first records: all of them audacious, successful and very, very British”. Otros afirman que el debut homónimo de Suede, o el segundo disco de Blur, “Modern Life Is Rubbish”, ámbos de 1993, merecen la distinción de punto de partida del movimiento.

Desarrollo

Los orígenes del britpop se sitúan, por tanto, en la escena indie de principios de los 90, y en particular, en torno a un grupo de bandas involucradas en una vibrante escena social centrada en el área de Candem Town, en Londres. La escena fue denominada como “The Scene That Celebrates Itself” por Melody Maker. Algunos de sus más notables miembros (Blur, Lush, Suede) continuarían jugando un papel fundamental en el britpop, lo que no fue el caso de otros nombres como Kingmaker, Slowdive, Spitfire y Ride, que no abandonaron el shoegazing.

Algunos grupos dieron un perceptible cambio y adoptaron una estética claramente británica y de clase obrera. Suede (conocidos en América como The London Suede debido a la exitosa acción legal emLa famosa portada Yanks Go Home! de la revista Selectprendida por la cantante Suede) fueron considerados por los medios musicales como la primera respuesta guitarrera del Reino Unido al sonido grunge de Seattle. Su primer álbum, “
Suede”, se convirtió en el álbum de debut vendido más rápidamente en la historia del Reino Unido, gracias a una memorable actuación en los BRIT Awards de 1993 y al fuerte respaldo de la prensa musical alternativa (Melody Maker los había catalogado como “the best new band in Britain” ya antes de que lanzasen su primer trabajo oficial). En abril del mismo año, la revista Select contribuyó al ascenso del orgullo musical británico mostrando en su portada al cantante de Suede, Brett Anderson, con una bandera de la Unión al fondo y la frase “Yanks Go Home!”. Aquel número nombraba además a The Auters, Denim, Saint Etienne y Pulp. Suede alcanzaron unos niveles de popularidad inmensos ese año y se llevaron también el prestigioso Mercury Prize al mejor álbum. Sin embargo, el furor generado en torno al grupo duraría poco y nunca llegaría a trasladarse a América.

Blur, un grupo que en el pasado mezclaba elementos de shoegazing y baggy, presentó su segundo álbum “Modern Life Is Rubbish” en 1993. Como Suede, Blur tomaron deliberadamente influencias británicas (The Kinks para Blur, David Bowie para Suede y The Smiths para ámbos) para su disco. El nuevo camino de Blur vino inspirado por una desastrosa gira por los Estados Unidos, que llevó a Damon Albarn a sentir la necesidad de trabajar en un álbum dirigido contra la cultura americana, que según él se estaba adueñando de Gran Bretaña. Finalmente, aconsejados por su productor, decidieron renunciar en cierto grado a su idea original. El periodista John Harris escribió en un artículo para NME justo antes dell lanzamiento del álbum: “Their timing has been fortuitously perfect. Why? Because, as with baggies and shoegazers, loud, long-haired Americans have just found themselves condemned to the ignominious corner labeled 'yesterday's thing”.

Mientras que “Modern Life Is Rubbish” tuvo un éxito moderado, fue el tercer álbum de Blur, “Parklife”, el que los convirtió probablemente en la banda más popular del Reino Unido en 1994. “Parklife” prosiguió con la naturaleza británica de su predecesor, y coincidiendo con la muerte de Kurt Cobain de Nirvana en abril de ese mismo año, parecía que el rock alternativo británico había hecho retroceder la ola dominante grunge. A comienzos de 1995 el disco era ya triple platino en Reino Unido, Blur eran capaz de llenar estadios y los BRIT Awards se rendían ante ellos otorgándoles 4 premios (“Best Album”, “Best Single”, “Best Video” y “Best British Band”).

A “Parklife” se unió el mismo año el disco de debut de Oasis, otros representantes del espíritu de su tiempo llegados de MDamon Albarn y Jarvis Cocker, conocidas caras del britpopanchester. “Definitely Maybe” rompió el récord de Suede del álbum de debut vendido más rápidamente y ha sido calificado desde entonces por los medios británicos como uno de los mejores discos nacionales de todos los tiempos. También apareció en 1994 “His ‘N’ Hers” de Pulp, banda de Sheffield liderada por Jarvis Cocker que no alcanzarían un cierto éxito entre el público mayoritario hasta llegado el año siguiente. Suede sufría por aquel entonces tensiones internas que derivaron en la marcha del guitarrista del grupo Bernard Butler mientras preparaban el lanzamiento del segundo álbum “Dog Man Star”, bien calificado por la crítica pero con unas ventas más lentas.

Además de Oasis, Blur, Suede y Pulp, otros grupos britpop dominaron semana a semana la música del país durante los años siguientes, incluyendo Elastica (cuya líder Justine Frischmann había formado parte de Suede y había sido novia de Brett Anderson primero y de Damon Albarn después), Echobelly, Sleeper, Supergrass, Menswear, The Auteurs, The Boo Radleys, Cast (una banda formada por John Power, exbajista de The La’s), The Bluetones, Black Grape, Space y Gene. Algunos de ellos eran nuevos mientras que otros, como The Boo Radleys y Dodgy, eran grupos ya consolidados que se beneficiaron de su asociación al movimiento. La escena en torno a Candem Town era entonces frecuentada por grupos como Blur, Elastica y Menswear. Melody Maker declaró entonces “Camden is to 1995 what Seattle was to 1992, what Manchester was to 1989, and what Mr Blobby was to 1993”.

El movimiento recibió pronto el nombre de britpop, si bien ese término ya había sido usado a finales de los 80 en la revista Sounds por el periodista John Robb, en referencia a bandas como The La’s, The Stone Roses, Inspiral Carpets y The Bridwell Taxis. Britpop surgió casi al mismo tiempo que el término britart, que se refería al trabajo de artistas británicos modernos como Damien Hirst. Sin embargo, no sería hasta 1994 cuando el la palabra en cuestión entró en la conciencia popular, siendo usada ampliamente por la prensa musical y los DJs en la radio. Su influencia fue tal que un artículo de The Guardian editores del Diccionario de Inglés de Oxford declararon britpop como una nueva palabra usada para representar el año 1995.

El enfrentamiento Blur-Oasis

El acontecimiento más famoso de los años de auge del britpop fue “The Battle Of Britpop” entre Blur y Oasis. Ámbos grupos se habían elogiado inicialmente hasta el punto de declarar Damon Albarn en los BRIT Awards de 1995 que el premio al mejor grupo debería ser compartido con Oasis, pero con el transcurso del año el antagonismo entre las dos bandas se incrementó, con sucesivas declaraciones hostiles por ámbas partes. Incentivados por los medios, Blur y Oasis se convirtieron en los principales contendientes de lo que la NME denominó en la portada de su número del 12 de agosto el “British Heavyweight Championship”, anunciando el lanzamiento del single de Oasis “Roll With It” y el de Blur “Country House” para el mismo día.
Portada de NME anunciando The Battle Of BritpopLa batalla enfrentó entre sí a los dos grupos no sólo por la música, sino también por el conflicto de clases sociales y divisiones regionales que generaban. Oasis, además de tener un sonido más duro, representaban el norte de Inglaterra y a la clase obrera (sobre todo Noel y Liam Gallagher), mientras que Blur, con un estilo más art rock, representaban el sur y la clase media (especialmente Damon Albarn y Alex James). El acontecimiento atrajo el interés del público y llamó la atención de los principales medios, apareciendo en periódicos nacionales, tabloides e incluso en BBC News. La revista NME escribió sobre el fenónemo, “Yes, in a week where news leaked that Saddam Hussein was preparing nuclear weapons, everyday folks were still getting slaughtered in Bosnia and Mike Tyson was making his comeback, tabloids and broadsheets alike went Britpop crazy”.

Al final, Blur ganó la batalla al vender 274.000 copias frente a las 216.000 de Oasis y los dos sencillos ocuparon el primer y el segundo puesto respectivamente de las listas de ventas. Sin embargo, a largo plazo fue el álbum de Oasis se convirtió en la banda más grande de britpop en 1995Oasis ”(What’s The Story) Morning Glory” el que se llevó el voto popular frente al “The Great Escape” de Blur, vendiendo más discos en una proporción de 4 a 1. En Reino Unido, el segundo disco de Oasis se mantuvo un total de 3 años en las listas de ventas, vendiendo aproximadamente 18 millones de copias y convirtiéndose en el tercer álbum británico más vendido de todos los tiempos. Además, el quinteto de Manchester alcanzó un notable éxito en Estados Unidos, algo que a Blur se les seguía resistiendo. La prensa acabó nombrando a Oasis los líderes indiscutibles del género y “(What’s The Story) Morning Glory” considerado por muchos como el álbum definitivo de britpop, aunque probablemente Blur y su “Parklife” permaneciesen en la memoria como los grandes impulsores del movimiento. La enemistad entre los dos grupos se fue haciendo menos notoria con el paso de los años, y sobre todo tras el fin del britpop. A día de hoy se puede hablar de cierto respeto entre ellos y algo de arrepentimiento por el comportamiento tenido en aquellos años.

El auge y los BRIT Awards de 1996

El optimismo de 1995 se alargó hasta el verano de 1996, gracias en parte a los nuevos lanzamientos de Ocean Colour Scene (“Moseley Shoals”), Suede (“Coming Up”, con el que alcanzarían su mayor éxito entre la audiencia mayoritaria) y Dodgy (“Free Peace Sweet”), así como al legendario concierto de dos noches que Oasis hizo en Knebworth Park, símbolo del cénit de su carrera, en donde congregaron a 250.000 personas.

Los medios británicos fueron más allá cuando etiquetaron el movimiento como la “Third British Invasion”, debido a su masiva popularidad en esos momentos y porque sus bandas representantes tuvieron desde entonces una importante influencia en la música de los años siguientes; sin olvidar los conflictos entre grupos que mayormente generaban los medios, como fue el caso ya comentado entre Blur y Oasis.
Tony Blair con Noel Gallagher en Downing Street
Durante este período, en política se vivió el surgimiento del nuevo y joven líder del partido laborista, Tony Blair. Blair representaba la nueva cara de los sueños y deseos de la contracultura británica y muchos grupos como Oasis y Blur le admiraban. Noel Gallagher llegó a aparecer en varios encuentros oficiales e incluso fue invitado a Downing Street en una ocasión junto a Alan McGee de Creation Records, expresando públicamente su apoyo a Blair.

El primer ministro británico también apareció en los BRIT Awards de 1996, destacando el buen momento que atravesaba la música británica por aquel entonces. Aquella ceremenia fue una auténtica celebración del britpop y la mayoría de los nominados eran reconocidos como bandas britpop propiamente dichas. El show se vio impulsado por la rivalidad entre Blur y Oasis. Cuando Oasis batió a Blur al ganar el premio al “Best British Album”, los hermanos Gallagher se mofaron de sus rivales cantando una versión borracha de su mayor éxito, “Parklife”, cambiando Liam la letra por “Shite-Life”. Oasis también ganaron el premio al “Best British Album” por “(What’s The Story) Morning Glory” y el “Best Video Award” por el megahitWonderwall”. Los tres premios habían sido ganados por Blur el año anterior. Mientras tanto, Paul Weller ganaba el premio al “Best Male Artist” por segundo año consecutivo y Supergrass eran reconocidos como el “Best Breakthrough Act”, algo que Oasis habían conseguido en 1995. Con todo, fue el líder de Pulp, Jarvis Cocker, quien se quedó con la mayor parte del protagonismo de los BRIT Awards al invadir el escenario y palmearse el trasero durante una actuación de Michael Jackson. Cocker fue arrestado pero poco despúes liberado sin cargos. Su actuación causó gran controversia en el Reino Unido, pero para Pulp supuso un gran incremento en las ventas de su último trabajo, “Different Class”, ya de por sí aclamado por la crítica tal y como demuestra el Mercury Prize con el que fue galardonado en 1996.

El movimiento también vivió un breve período de hegemonía cultural, destacando la película Trainspotting de 1996 y su banda sonora centrada en el britpop (incluyendo temas de Blur, Elastica, Pulp y Sleeper entre otros), o el uso de la música de Ocean Colour Scene en el TFI Friday de Chris Evans y la película “Lock, Stock And Two Smoking Barrels”. Algunos consideraban el show nocturno de Chris Evans como parte del brazo televisivo del britpop, pero no era el único. Otros ejemplos son Shooting Stars (que utilizó grandes logotipos mod como decoración del escenario e invitó a destacados músicos britpop), The Girly Show, The Word, The Fast Show y Father Ted.
Póster de la película Trainspotting (1996)Decadencia

Algún crítico ingenioso escribió entonces “Britpop died when Gareth Southgate missed his penalty in the Euro 96 football tournament in the summer of 1996”, lo cual resonó en boca de muchos observadores culturales por su conciencia de que el deporte y el britpop iban de la mano para muchos oyentes. Lo cierto es que a finales de 1996, la histeria que rodeaba al britpop empezó a amainar, debido posiblemente al incumplimiento de elevadas expectativas y al agotamiento artístico, en parte provocado por usos abusivos de alcohol y drogas en algunas bandas (Bur, Oasis y Suede en particular) que llamaron la atención de los medios. En 1997 muchos lanzamientos fueron considerados decepcionantes, careciendo del espíritu y el sonido de las grabaciones anteriores.

Los nuevos trabajos de los iniciadores y líderes del britpop, Oasis y Blur, fueron factores clave en el bajón del movimiento. El tercer disco de Oasis, “Be Here Now”, a pesar de su gran promoción y nivel de ventas, obtuvo pronto fuertes críticas tanto de los medios especializados como de los oyentes, e incluso más adelante por el propio Noel Gallagher, que llegó aal referirse a él como un trabajo sobreproducido y con un sonido hinchado. Por el contrario, el disco homónimo de Blur fue bien recibido por la crítica (en parte porque exhibió una evolución estilística de la banda) pero el nuevo sonido no fue apreciado inmediatamente por los fans. El grupo se alejó del estilo de la era “Parklife” y su música empezó a asimilar influencias americanas lo fi, en particular de Pavement. Damon Albarn declararía en NME que el disco era “English slacker”. Hubo que esperar al lanzamiento del segundo sencillo, el mítico “Song 2”, para que recuperasen el éxito comercial, esta vez a ámbos lados del Atlántico.

Tan pronto como el movimento empezaba a aflojar, muchos grupos empezaron a vacilar. Si bien algunas bandas reencontraron el camino con grabaciones más desafiantes (como el “This Is Hardcore” de Pulp, el “In It For The Money” de Supergrass y el “When I Was Born For The 7th Time” de Cornershop), muchas otras vieron como la fuerte presión llevaría a su final, o simplemente fueron perdiendo protagonismo con el paso del tiempo. Elastica cayó víctima del abuso de las drogas y no concluyó la continuación de su álbum de debut hasta 1999. Menswear fracasaron en la continuación de su debut, “Nuisance”, y se deshicieron. Otros grupos como Cast, Ocean Colour Scene, The Charlatans, The Bluetones y Shed Seven continuaron lanzando discos entrado el nuevo milenio, pero con resultados comerciales decrecientes. Asimismo, muchos de los nuevos grupos que la industria discográfica rehusó fichar durante el apogeo del britpop desaparecieron sin dejar señales.

Así, mientras bandas consolidadas resistían con dificultades, la atención se giró hacia nombres como Radiohead y The Verve, quienes previamente habían sido pasados por alto por la prensa británica. Estos dos grupos, sobre todo Radiohead, mostraban influencias más esotéricas de los 60 y 70, influencias que eran poco comunes entre las bandas anteriores de britpop. Aunque Radiohead ya habían encontrado el éxito comercial con su sencillo de 1993 “Creep”, y el disco “The Bends” de 1995 ya había recibido una positiva acogida por la crítica y el público, la banda no tuvo apenas respaldo de medios como NME. Por el contrario, The Verve habían disfrutado de reseñas positivas, pero con bajos resultados de ventas. En 1997, Radiohead y The Verve lanzaron sus respectivos trabajos “OK Computer” y “Urban Hymns”, los cuales fueron y aún siguen siendo ampliamente elogiados.

El período de decadencia fue zanjado de forma simbólica por la desaparición en 1999 de Creation Records, fuente de transmisión de muchos de los bombos de la época. Continuando la burbuja creada por Oasis, que mantenía el sello a flote, entró en un período de fracasos comerciales y críticos. El fundador Alan Mcgee finalmente cerraría la compañía, y desde entonces se ha establecido en un nuevo sello llamado Popstones.

Britrock fue un término que empezó a usarse durante el fin del britpop a finales de los 90 para referise a grupos más orientados al punk o al rock y en algunos casos más comerciales como Feeder, Skunk Anansie, 3 Colours Red, Terrorvision y Muse. Pero su uso no pasaría de ser testimonial.

¿Qué ha sido de los "grandes"?

Blur continuó alejándose cada vez más del sonido britpop con sus lanzamientos posteriores (“13” y “Think Thank”), y se producirían las desvinculaciones con el grupo del viejo productor de la banda Stephen Street (conocido como el “quinto Blur”) en 1997, y del guitarrista Graham Coxon en 2002 durante las sesiones de grabación del último álbum de Blur hasta la fecha. Coxon se reuniría entonces con Street para grabar sus más satisfactorios álbums en solitario. Por su parte, Damon Albarn alcanzó un enorme éxito mundial con Gorillaz, su nuevo proyecto influenciado por electronica y hip hop. Posteriormente formaría el supergrupo The Good, The Bad And The Queen incluyendo también a Simon Tong (ex de The Verve). En abril de 2007 Alex James afirmó que Coxon se había reunido con la banda y que Blur volvería al estudio en noviembre.

Oasis siguieron siendo muy populares, pero entraron en un período de inactividad tras “Be Here Now”. Mientras grababan su continuación (“Standing On The Shoulder Of Giants”) en 1999, sufrieron la marcha del grupo de los miembros fundadores Bonehead y Guigsy, sustituídos respectivamente por Gem Archer (Heavy Stereo) y Andy Bell (Ride). En 2004 el viejo batería del grupo Alan White también dejaba el grupo y era reemplazado por Zak Starkey (hijo de Ringo Starr), dejando solos a los hermanos Gallagher como miembros originales de la era britpop. A pesar de los cambios sufridos entre sus miembros, Oasis junto a Supergrass son las únicas bandas, de los muchos que ayudaron a propulsar el britpop a mediados de los 90, que continuaron lanzando discos notables de manera medianamente regular hasta el presente. Sus últimos trabajos editados en 2005 (“Don’t Believe The Truth” y “Road To Touen”) tuvieron éxito comercial y crítico, alcanzando el número 1 y el número 9 en las listas británicas respectivamente. Radiohead también siguió editando discos con aclamación universal, aunque siempre se han distanciado de la idea de que alguna vez formasen parte del movimiento britpop, con radicales cambios de sonido en cada uno de sus álbums.

Suede lanzó dos álbums más en 1999 (“Head Music”) y 2002 (“A New Morning”), antes de que se deshiciesen finalmente como grupo en 2003. Brett Anderson se reunió poco después con Bernard Butler en 2004 para la formación de The Tears, desvelando el álbum “Here Come The Tears” al año siguiente. Anderson trabajó a partir de entonces en su primer álbum en solitario. Pulp editó la continuación de “This Is Hardcore” en 2001 con “We Love Life”, producido por Scott Walker. A partir de entonces el grupo entró en una larga interrupción de la cual todavía no han regresado. Jarvis Cocker reapareció a finales de 2006 con un bien recibido disco homónimo en solitario que incluía participaciones de otros exmiembros de Pulp. En una entrevista, Cocker dijo que no veía razón para volver a reunir la banda por el momento.

The Verve se escindió por última vez tras la marcha del guitarrista Nick McCabe. El cantante Richard Ashcroft se forjaría entonces una carrera en solitario con algo de éxito. Simon Tong se uniría a Damon Albarn en muchos de sus proyectos como Gorillaz y The Good, The Bad And The Queen. La banda ha anunciado recientemente que se han reunido en junio de 2007 con el propósito de trabajar en un nuevo álbum para verano y efectuar la consiguiente gira en noviembre.

LEGADO MUSICAL

Aparte de la contribución del movimiento a la cultura en general durante y tras el período, las formaciones iniciales de bandas más actuales como The Libertines, Kaiser Chiefs (como Parva) y HARD-Fi (como Contempo), se formaron a finales de los 90 y principios de los 2000. Esto podría ser visto como la tercera oleada del britpop, una continuación en la evolución de nuevas nuevas bandas y escenas procedentes de las anteriores. Otros conjuntos actuales como Keane, Coldplay, Travis, Embrace, The Fratellis, Athlete y Kasabian han mostrado considerables influencias britpop en sus trabajos.

Los hermanos Gallagher han trazado comparaciones entre el movimiento britpop y la actual oleada de bandas de éxito en el Reino Unido. Liam Gallagher comparó a los Kaiser Chiefs con Blur, aunque en un sentido despectivo, calificándolos como una “bad [version of] Blur” (casualmente, el productor de la banda es Stephen Street, antiguo productor de Blur). Noel Gallagher ha comparado a The Libertines (quienes reactivaron el movimiento de manera prometedora antes de sucumbir a las drogas y a las discusiones internas) a Suede, y los Arctic Monkeys (una banda del norte formada por chicos de instituto que se colaron en el movimiento de alguna manera) al propio grupo de los Gallagher, Oasis.

Desde septiembre de 2005, los estudiantes de música de secundaria en las escuelas británicas tienen la oportunidad de estudiar britpop como parte del programa. Esta idea fue condenada por el violonchelista Julian Lloyd Webber, quien remarcó “Children are missing out on a classical music education”. Sin embargo, la administración educacional ha argumentado que enseñar britpop puede incentivar a los estudiantes y acercarlos a la música.

BIBLIOGRAFÍA

* Wikipedia en inglés ["Britpop", "Suede", "Blur", "Definitely Maybe", "Elastica", "The Battle Of Britpop", "Jarvis Cocker"]
* AMG All Music Guide ["Britpop"]
* BBC News ["Britpop 10 years on"]
* The Britpop Story (Documental presentado por John Harris, 2005)
* Live Forever. The Rise And Fall Of Britpop (Documental dirigido por John Dower, 2003)

Alfonso García Cuenca


10 comentarios:

iNo dijo...

Bienvenido de nuevo y suerte con tu nuevo proyecto. Saludos.

Fonk dijo...

Gracias Ino. Deberías estar orgulloso porque el aliciente más directo para que decidiera volver a abrir un blog fue aquel comentario que escribí sobre Fernando Alonso y la F1 en www.mandacarallo.net. Me veía con demasiadas ganas para escribir.

Wicek dijo...

Eso... que vaya bien el blog y saludos. V.

Anónimo dijo...

http://www.1mensajes.es/ref_1342749.html

TONY BLAIR dijo...

very interesting but i think this article is too long and i dont have the enough money, but anyway very good.see u L8ter.

Arkturo dijo...

a mi también me encanta el brit pop

oye pon algo de Coldplay.

que oportunidad hay que pongas algo de country.

venga un abrazo.

san roman dijo...

Pues vaya comienzo , con semejante artículo , no es de extrañar que sea uno por semana
un saludo

Silvia dijo...

Buenas estoy haciendo un trabajo y me gustaría saber si existe un mercado de música britpop español; es decir que haya grupos que sean españoles y toquen britpop.

Silvia dijo...

Buenas estoy haciendo un trabajo y me gustaría saber si existe un mercado de música britpop español; es decir que haya grupos que sean españoles y toquen britpop.

オテモヤン dijo...

オナニー
逆援助
SEX
フェラチオ
ソープ
逆援助
出張ホスト
手コキ
おっぱい
フェラチオ
中出し
セックス
デリヘル
包茎
逆援
性欲